14 septiembre 2018

Onde está você, JOÃO GILBERTO...? | Documental


   El pasado 29 de Agosto, asistimos al documental "Onde está você, João Gilberto"...?, un documental del cineasta francés Georges Gachot.

   De todas las Salas de cine de Rio de Janeiro donde se proyectaba dicha película, escogimos por su "encanto" de época el Cine Joia, situado en la Avda. Nuestra Señora de Copacabana.
El Cine Joia, inaugurado en 1952, todavía conserva toda la esencia y ambiente nostálgico de aquellas mágicas sesiones de barrio que nos hipnotizaron a várias generaciones durante décadas (independientemente de nacionalidades), mucho antes de la aparición de la nueva Era Digital.
Una Era Digital 
que trajo consigo grandes avances tecnológicos, de proyección, exhibición, distribución comercial, etc...
Todo ésto desde entonces, supuso una nueva forma audiovisual, irreversible y social de ver cine 
en nuestros días.


Cine Joia | Avda. Nossa Sra. Copacabana, 680 


Cine Joia | Copacabana


   El documental de George Gachot, es una de esas obras, que se desdoblan en múltiples sentidos.
Gachot es un apasionado confeso de la Música Popular do Brasil (MPB) y sus consecuencias. Anteriormente, el cineasta francés, ya produjo otros documentales biográfico-musicales sobre el Samba, María Bethânia y/o Nana Caymmi.

En éste reciente trabajo audiovisual (narrado originalmente con partes en francés y con subtítulos en portugués) se reconstruye esquemáticamente y con minuciosidad, la obra literaria de un alemán obsesionado con João Gilberto. En concreto, se trata del periodista Marc Fischer y su fantástico libro Ho-ba-la-lá | "En busca de João Gilberto", editado en Brasil en el año 2011.

Fischer, tenía 40 años cuando murió (presuntamente suicidio) a pocas semanas del lanzamiento y presentación del libro.




Marc Fischer autor del libro Ho-ba-la-lá


    La singularidad de la película, es la de poder crear de una ficción, todo un ambiente de suspense en la vida real, en busca de una utopía concreta, un posible encuentro relacionado con el genio de la música brasileña y sus circunstancias. Circunstancias que debido a tener João Gilberto (el verdadero protagonista del documental) una personalidad "diferente" y "antisocial" al resto de la sociedad, ha dado lugar a través de los años, a todo tipo de leyendas y/o rumores.




   Para lograr entender la filosofía del documental en su propuesta constante de contar con la complicidad del espectador, comentar que la película empieza con unas imágenes nocturnas de un Rio de Janeiro mágico, intimista, misterioso.
De fondo se escucha a João Gilberto, y mientas se escucha en "off" al narrador francés, aparecen unos subtítulos en portugués:

-  Dicen que habla con los gatos.
-  Dicen que durante horas, mira a la luna.
-  Dicen que con amig@s y parientes, se comunica con notas escritas que pasa por debajo de la puerta.
-  Dicen que puede hablar por teléfono durante horas y horas...
-  Dicen que tiene más de 100 teléfonos móviles.
-  Dicen que ama y detesta tanto a las personas, que no consigue soportarlas.
-  Dicen que toca su violão, más de 12 horas diarias.
- Dicen que puede tocar la misma canción + de 1.000 veces en secuencia continua.
-  Dicen que su gran obsesión es la perfección, y que cuanto más cerca está de ella, él piensa que cada vez está más lejos...
-  Dicen que practica una rara religión oriental.
-  Dicen que en la casa de su hermana en Diamantina (MG), estuvo encerrado durante meses en el cuarto de baño con su violão várias horas al día, buscando esa música que sólo él tenía dentro, la futura Bossa Nova.
-  Dicen que sólo escucha músicas y canciones antiguas.
-  Dicen que tiene un oído absoluto tan privilegiado, que es capaz de escuchar en un acorde, el sonido de cada cuerda de su violão disociada, independiente, y dividirla en fragmentos.
-  Dicen que puede inventar un acorde que suena exactamente como el viento de la tarde o la lluvia de verano...
-   Dicen que inventa secuencias armónicas disonantes combinadas con palabras también inventadas, como Ho-ba-la-lá.






   George Gachot, sigue paso a paso fiel y cronológicamente el guión escrito en el libro anteriormente descrito, visitando fisicamente lugares marcados, entrevistando y/o conversando con personas que conocieron, tuvieron o tienen alguna relación actual con João Gilberto.
   João Donato, comentó informalmente algumas anécdotas en sus andanzas con JG allá por los años 60'. Marcos Valle, que nunca le conoció personalmente, contando una curiosa conversación telefónica que tuvieron ambos. Miucha, su ex-mujer, y tal vez una de las personas que tiene más acceso al músico en la actualidad, intentando explicar algunas situaciones del pasado.
Curiosas también las pseudo-entrevistas a su peluquero particular, al cocinero al que le pedía diariamente y durante años, el mismo filé a la sal, amigos de infancia, etc...
Principalmente concisa fue la entrevista con Roberto Menescal en su Estudio de Grabación, cuando sorprendente comenta: "Cuidado con tu obsesión de encontrar a João, él tiene el poder de transformar a las personas, y después ellas ya no vuelven a ser las mismas"...!


João Donato, Miucha, Marcos Valle & Roberto Menescal

   Sin desvelar el final de la película (sujeto a interpretaciones subjetivas), "Onde está você, João Gilberto"...? es un documental diferente, sensible, inteligente, donde a veces los silencios hablan más que las propias palabras.
Altamente recomendable para los Desafinad@s, que buscan información sobre el lenguaje emocional que transmite la Bossa Nova a través de su mito João Gilberto Prado Pereira de Oliveira.



28 junio 2018

HIDEKI NAKAJIMA | El japonés bossa nova...!


  A lo largo de éstos últimos años, ya sea virtualmente por medio de comentarios, mensajes en las diferentes redes sociales, Canal Bossa Nova Clube en YouTube, mails, etc., o también personalmente, he ido conociendo y/o manteniendo contacto con cientos de Desafinad@s de Bossa Nova Clube.
Prácticamente la totalidad de ell@s, de una forma u otra, han demostrado su dedicación, compromiso y cariño con ésta música apasionante.

  Así fue como descubrí a Hideki Nakajima, un músico japonés con excepcional talento, con contrastado bossADNova en todo lo que hace, y como no podía ser de otra manera, apasionado por el genial João Gilberto.


Hideki Nakajima | El japonés bossa nova...!

   
   Con motivo del reportaje "El madrileño bossa novaen el periódico O Globo de fecha 05.09.2016, pensé que a la vez que contaba "mi historia", sería interesante de dar a conocer el trabajo y circunstancias de mi amigo Hideki.

   Hideki Nakajima, es el autor del único Songbook sobre la obra completa de João Gilberto. La extensa y cuidada obra, consta de dos fantásticos volúmenes con casi 1.000 páginas en total.
Dichos libros reúnen en definitiva, la transcripción detallada de los acordes en modo cifrado, de todas y cada una de las canciones de João Gilberto. 



   
  En dicho artículo, a modo de entrevista, se publicaron resumidas algunas de las preguntas realizadas semanas antes al músico japonés. Por su interés intrínseco e importancia con la realidad musical de Hideki Nakajima, voy a reproducir aquí todo el texto, de forma literal y completa:

   Los japoneses, por su idiosincrasia y filosofía de vida, entienden como nadie la delicada sutileza de esa música que nació en Rio de Janeiro a finales de los años 50', para después conquistar el mundo. Me refiero a la Bossa Nova.
El pueblo japonés, por su elemental sentido estético de la vida en sus diferentes manifestaciones, como la arquitectura, literatura, diseños monocromáticos y/o minimalistas, economía en las formas, estilos y colores, y hasta en el tratamiento de la luz y las sombras, se identifica perfectamente con la Bossa Nova, que también busca íntimamente lo extremadamente sencillo. Esa música en donde menos, es siempre más...!



  
  Japón en definitiva, se harmoniza en perfecto equilibrio con esa música revolucionaria y todavía de vanguardia. Esa música que está elaborada con elementos rítmicos y armónicos simples, construida de forma económica con pocos elementos, pero extremadamente ricos y sofisticados.
Por su cultura espiritual ancestral, los japoneses tiene la habilidad de poder descubrir y escuchar dentro de la misma música, el silencio que incluyen las melodías.

   Así es Hideki Nakajima, quién su pasión por João Gilberto, le hizo dedicar su vida a la música, a la Bossa Nova.
Ésta gran admiración por João, le animó a editar una obra única y genuina, un excelente trabajo detallado y muy minucioso, plasmado en un Songbook de dos volúmenes, conteniendo la transcripción de todas las canciones de João Gilberto.
   Son miles de acordes en cifrado, perfectamente ordenados por disco y época, con el objetivo práctico de poder perpetuar el legado musical del músico que cambió la Música Popular do Brasil para siempre, influyendo posteriormente en los demás géneros musicales, tales como el Jazz.


João Gilberto & Hideki Nakajima
    Entrevista:

-   Hideki, cual fue tu motivación principal para realizar ésta publicación...?
-   La música de João en si misma es un gran tesoro musical histórico, y como tal, merece preservarse. Al contrario de lo que sucedió a lo largo de los siglos con Bach, Mozart, Chopin, etc., donde dejaron multitud de partituras para que miles de personas pudieran tocar perfectamente sus obras, en el caso de João Gilberto es diferente.
   Sí, está claro que João dejará al mundo sus grabaciones, pero presente y futuramente, quién será capaz de tocar como João Gilberto...?
   Por eso me dediqué a realizar éste Songbook de acordes en diseño cifra, porque quiero que su legado sea eterno.


Songbook João Gilberto


-   Hideki, cuánto tiempo has empleado y cuales son las principales dificultades que te has encontrado para poder transportar en acordes, toda la esencia de la música de João Gilberto...?
-  He tardado unos 12 años aproximadamente. No ha sido una dedicación en tiempo integral. Antes de irme a dormir, casi todas las noches, le dedicaba al futuro proyecto aproximadamente una hora diaria. La concentración es más fácil cuando todo está en calma.
La dificultad de interpretar la música de João para poder después hacer la conveniente transcripción, es máxima. Sus acordes están más allá de mis primeras expectativas. Descubría una innovadora y sorprendente armonía disonante en cada melodía. A su música no le gusta ni la ecuación matemática ni la teoría musical.

-  Tienes expectativas de comercializar la obra...? Te gustaría publicarla en Brasil...?
 -   Del marketing y/o futura comercialización no tengo ni idea.
Mi primer objetivo sería el hacer llegar los libros a João, con la posibilidad de que él pueda revisar mi obra. Su opinión, es fundamental. Sinceramente, creo que la transcripción de los acordes es bastante fiel a sus interpretaciones, pero no son perfectos. Me faltaría su ayuda para considerar mi obra definitivamente terminada.
Una vez que se lograra éste objetivo, me gustaría co-publicarlo en Brasil y en todo el mundo conjuntamente con João Gilberto. Así los miles de Desafinad@s del mundo, podrían intentar tocar su música, así su legado sería eterno.




-   Hideki, cual fue tu primer contacto con la Bossa Nova...?
-   Fue hace unos 20 años, en la época que estaba trabajando en un Café. Recuerdo que un día después de cerrar y mientras estaba lavando los platos, estaba escuchando la radio con las luces bajas. De repente, una sintonia increíblemente encantadora comenzó a sonar. Por un instante, me quedé desconcertado, como hipnotizado.
   Anoté el nombre del álbum, era "Amoroso" de un brasileño llamado João Gilberto. Al día siguiente, salí corriendo a la tienda de discos.




LP Amoroso | João Gilberto (1977) 


-   Hideki, cómo músico podías citar tus 3 músicas preferidas de João Gilberto para tocar al violão...?
-   "Este seu olhar" de 1961 (El ritmo más delicado y romántico).
     "Canta Brasil" de 1980 (Expresión histórica de sentimiento).
     "Milagre" de 1981 (la plena madurez de su bella re-harmonización)

 Hideki, cual es el grado de información o conocimiento de los japoneses en relación a la Bossa Nova y/o João Gilberto...?
   El 90%, conoce la palabra Bossa Nova.
   El 70%, alguna vez escuchó Bossa Nova, ya sea en la cafetería, anuncios TV, etc...
   El 50%, entiende o sabe lo que es la Bossa Nova.
   El 30%, conoce la canción "Garota de Ipanema".
   El 10%, conoce quién es Antônio Carlos Jobim.
   El 1%, conoce quién es João Gilberto.


Hideki Bossanova~Man



  Para completar ésta publicación temática, decir que mi amigo Hideki Nakajima, realiza regularmente por Japón, shows, eventos musicales, pocket-shows, etc., divulgando la Música Popular do Brasil (MPB) en general, y la Bossa Nova de forma particular. Principal mención merecen sus monográficos dedicados a su (nuestra) estrella guía, João Gilberto Prado Pereira de Oliveira.  

   Comentar también para los Desafinad@s que toquen violão, que Hideki tiene varias de las canciones del Songbook a libre disposición, en su Grupo João Gilberto Complete Transcription en facebook.



10 junio 2018

Feliz cumpleaños querido JOÃO GILBERTO, 87 años...!


   Como cada año, los Desafinad@s de Bossa Nova Clube, representando a 132 países, se unen a todas las manifestaciones de admiración y cariño, deseando a nuestro querido João Gilberto, salud, paz, inspiración, alegría y felicidad en su 87 cumpleaños...!




   
   João Gilberto Prado Pereira de Oliveira, nació en Juazeiro, una pequeña localidad del Estado de Bahía (BA), a orillas del rio São Francisco.

   A la sombra del árbol tamarindo de la plaza, tocaba el violão y cantaba, aquel muchacho, que várias décadas después, el público de Tokio aplaudiría durante más de media hora después de un concierto.
En 1958, grabaría un disco en formato de 78 rpm. con la canción "Chega de Saudade", composición de Antônio Carlos Jobim & Vinícius de Moraes.
La grabadora sería Odeon y el nº de serie 14.360. En la etiqueta de dicho vinilo, se puede leer "Samba canção", todavía no se hablaba de Bossa Nova.
   

Chistophe Rousseau | Farolito

   
   João Gilberto, escoge su repertorio musical, construyendo de nuevo una y otra vez, las canciones que tiene en su memoria.
Repitiendo y mejorando cada secuencia, hasta encontrar la esencia, siempre en busca de aquella perfección, que sólo existe dentro de su oído absoluto.
Cuando João Gilberto canta, parece que el mundo se ralentiza, disminuyendo progresivamente su velocidad de rotación. El mundo real, se ajusta con el "balanço" de su violão, con su respiración y sus silencios. Todo entra en perfecta sincronía y armonía con ese ritmo en tiempo y contratiempo que sólo João tiene.

   Hoy hace 87 años, que nació aquel muchacho que tocaba su violão y cantaba a la sombra de un tamarindo, lejos del mar. Un muchacho que todavía no sabía que unas décadas después, cambiaría por completo el concepto musical de Brasil, influenciando posteriormente también en la historia de la música.

10.06.2018  | Toca do Vinícius, Ipanema (RJ) | Casa da Bossa Nova 

   Todo lo dicho anteriormente, quizás se podría resumir en una sencilla frase.

   El texto es de Carlos Alberto Afonso, y hoy preside la entrada de su Toca do Vinícius en Ipanema (RJ): João Gilberto, el violão y la voz de nuestras vidas...!


   

--------------------------------------------------


   
   Y hoy, hace 05 años, que nació también Elidé Manzano Sosanuestra Desafinad@ benjamín. Es la alegría, el orgullo y la pasión de sus padres César & Marcela. Una niña feliz, inteligente, intuitiva, musical, y que hace un par de semanas, ha sido (13) veces Campeona de la UEFA Champions League, porque Elidé, además es Madridista...!





   Feliz cumpleaños querida ElidéBossa Nova Clube te desea lo mejor ahora y siempre. Que sigas en tu progreso como persona de bien y alegrando la vida de todos los que te rodean. Besos desde el otro lado del mar...!


P.S.: Gracias al músico francés Christophe Rousseau por sus aportaciones musicales y su vídeo homenaje a João Gilberto.
Merci Chris...!


09 junio 2018

CARLOS ANGLADA | El madrileño bossa nova...! (2ª parte)

  
    Continuando con la extensa publicación sobre Bossa Nova Clube en la portada del Segundo Caderno Cultural del periódico O Globo, de fecha 05.09.2016, quería comentar aquí, el gran avance y transcendencia que ha tenido dicho artículo en la divulgación y desarrollo virtual de nuestro "Club de los Desafinad@s" dentro del sector musical en internet.

   Como ejemplo, basta con decir que en la actualidad, nuestro Canal de Bossa Nova Clube en YouTube, ha alcanzado la cifra de +11.500 suscriptores y +4.500.000 de reproducciones, cifras impensables hace tan sólo unos meses atrás.

   Volviendo a dicha publicación en su formato digital y prensa escrita (como ya expliqué en la 1ª parte del madrileño bossa nova, el artículo fue basado en la grabación en audio de una entrevista personal con el periodista Eduardo Macedo Rodrigues, apoyado en un texto conciso que previa revisión en la Editorial de O Globo, sería posteriormente publicado.
Pues bien, por motivos que desconozco, creo sinceramente que el escrito finalmente publicado, tiene varias omisiones, cambios de datos, inexactitudes e imprecisiones, tanto en el contenido general como en el sentido gramatical de algunas situaciones y/o relaciones con terceros.

   Por éste motivo, escribo a continuación la 2ª parte del madrileño bossa nova, con la completa traducción literaria al español del artículo publicado, con las rectificaciones, explicaciones, ampliaciones y/o los cambios pertinentes, fieles y acordes con mi realidad y la de Bossa Nova Clube.




   Continúa así:
Anglada venera del mismo modo a los artistas vivos, como a los que ya han viajado a las estrellas. Él visita en fechas puntuales entre otros, a Baden Powell, Nara Leão, Tom Jobim, etc., en el Cementerio São João Batista de Rio de Janeiro.
Durante toda mi vida, comenta, siempre me han ocurrido cosas y situaciones curiosas o grandes casualidades, relacionadas con el mundo de la música en general, y de la Bossa Nova en particular.
Recuerdo un día, cuenta Anglada, en mi época de turista, que decidí ir al Cementerio São João Batista, a llevar unas flores a 
Baden Powell (músico que conoció personalmente en Madrid), uno de los músicos que considero pilares fundamentales en la Música do Brasil.
Dentro del São João Batista, me costó encontrar el lugar concreto de mi visita. En la oficina administrativa de la entrada, no pudieron darme ninguna información, por la cantidad de papeleo burocrático que faltaba por ordenar, cadastrar o gestionar. Tuve que preguntar a un operario de la Santa Casa con ropa azul azul, de unos 70 años, que estaba haciendo labores de mantenimiento. Atravesamos juntos todo el lugar, hasta que me llevó a una pared lateral.
En aquellos días, y a pesar de haber pasado ya varios meses desde aquel 26 de Septiembre (2000), el sepulcro de Baden Powell todavía no estaba identificado con una lápida, estaba sólo marcado con el nº 32, dentro de un círculo.

   Encontré un grupo de personas, justo al lado de la tumba del músico, velando a la señora que fuera la madre de dicha familia. Por la proximidad y el momento, se entabló una conversación entre nosotros. El que parecía ser el hermano mayor, me preguntó si yo había venido también a visitar y/o a despedir a un familiar.
Les comenté que en realidad, estaba allí sólo para agradecer al genial guitarrista brasileño, toda la música que me había acompañado durante tantos años.
Dicho ésto, la situación cambió. La  familia empezó a mirarse unos a otros. Empezaron a emocionarse, diciendo que su madre, fue durante toda su vida, ferviente seguidora y apasionada por el genial Baden Powell.
Comentaron que en cierto modo, el destino, buscando una serie de casualidades encadenadas, les había querido buscar una especie de consuelo.



   Continuando con el personaje, decir que antes de escuchar los primeros acordes de Bossa Nova, Carlos ya soñaba con Brasil.
En su juventud, ya realizaba viajes imaginarios al país, recorriendo distintas Agencias de Viajes de su ciudad natal Madrid, coleccionando posters, folletos y revistas de turismo, preferentemente con imágenes de la ciudad de Rio de Janeiro.
Sabiendo de su pasión, a los 14 años, recibió un regalo muy especial de su hermano Raúl. Una bandera de Brasil.


Carlos Anglada & bandera do Brasil, década 1950

   Aquella no era una bandera común, fabricada en serie, ni industrial.
   La pieza estaba fabricada artesanalmente con pedazos de tela y tenía bordado el lema de "Ordem e Progresso" y 21 estrellas. Sin saberlo, Carlos tenía entre sus manos, una bandera original y originaria de la década de 1950, una bandera del tiempo del surgimiento de la Bossa Nova.


   Otra de esas casualidades, fue cuando su gran amigo Carlos Alberto Afonso, dueño de la Toca do Vinícius 
| Casa da Bossa Nova en Ipanema, resolvió crear en su fantástica tienda musical y librería, un escaparate-homenaje, al gran Bellini, con motivo de la celebración de la Copa del Mundo FIFA ese año en Brasil (2014).
   Hideraldo Luiz Bellini, fue el primer capitán de la Selección do Brasil en levantar una Copa del Mundo de fútbol (1958).
   Para decorar ese escaparate, se necesitaba casi como figura central, una bandera de Brasil de la época. Después de varias semanas de búsqueda, la bandera no aparecía. Y fue en un un comentario casual, cuando Anglada supo del interés de su amigo por conseguir tal reliquia para su temática decoración. La famosa bandera "ondeó" protagonista y orgullosa tras el cristal de la Toca do Vinícius durante toda la Copa del Mundo.


Toca do Vinícius  | Instituto y Centro de Referencia de la Bossa Nova (RJ)

   Un par de semanas después del término de la Copa del Mundo, Carlos llamó a Anglada para que viniese a recoger la reliquia que estaba en la Toca do Vinícius en calidad de préstamo.
   Y fue en aquel preciso instante en que Carlos Alberto Afonso le devolvió fisicamente la bandera, cuando Anglada pensó que aquel símbolo que siempre le había acompañado desde su juventud, símbolo de sus sueños, de la música que hasta hoy le apasiona, y de tantas y tantas cosas asociadas, que debería quedarse para siempre con Carlos, en el Instituto y Centro de Referencia de la Bossa Nova en Rio de Janeiro (RJ), en Brasil y en el Mundo.
La bandera, después de casi 50 años, por fin, está en casa...!


 No sé como argumentarlo coherentemente, continúa diciendo nuestro protagonista, pero inexplicablemente desde que tengo uso de razón, de una manera u otra, Brasil siempre estuvo presente en mi pensamiento.
   Al contrario de lo que sucede ahora, en donde hay saturación de información en todos los sentidos, en aquella España de los años 70', vivíamos una gran falta de libertad, donde el régimen militar del dictador Francisco Franco, básicamente nos decía lo que podíamos o podíamos ver, escuchar y/o leer.
   Basta decir, que durante décadas, los artistas internacionales, cuando programaban sus giras europeas, "borraban" literalmente de ellas mi país, castigándonos y privándonos a toda nuestra generación de emociones y experiencias, acordes con nuestra edad.
Como ejemplo práctico, comentar que el primer show de Música do Brasil en España, se realizó en Madrid, en el mes de Mayo de 1981, ese día inolvidable, en el que por fin, pude ver a pocos metros a Baden Powell

  Y claro, en todo aquel panorama cultural, todo lo que fuera escuchar música diferente a la nacional o a la "políticamente correcta" era complicado.   Recuerdo que era poco menos que imposible por estar bastante restringido, el poder comprar discos LPs importados o vinilos con  música diferente o alternativa a la emitida por las radios o televisión de la época. Medio audiovisual, en que por cierto, sólo existían los 2 canales de TV oficiales del Estado.

   El grupo de los amigos "más musicales", nos solíamos reunir los fines de semana en un Pub inglés llamado "Woody", situado en el madrileño barrio de Argüelles. El dueño de dicho Pub, no recuerdo como lo hacía, pero lo cierto es que conseguía regularmente todo aquel material musical inaccesible, y lo compartía con nosotros.
   Allí durante horas, escuchábamos atentamente todas aquellas maravillas de vanguardia. Así conocí a Miles Davis, Santana, Deep Purple, Yes, Emerson Lake & Palmer, Donovan, Crosby, Stills & Nash, Neil Young, James Taylor, y lo más importante, allí escuché por primera vez a João Gilberto.
   Recuerdo perfectamente, aquel día. En aquel momento, no podía ni siquiera imaginar, que aquel intérprete con aquella voz suave, que tocaba una música nueva y desconocida, me iba a influir tanto, como para hacer de la Bossa Nova, la tesis musical de mi vida. Aquel día en "Woody", nunca podría prever que esa música disonante, sofisticada, perfecta, me iba a hacer cambiar de país y de modo de vida. Y mucho menos, que el prestigioso periódico O Globo, iba a dedicar a Bossa Nova Clube, una portada en el Segundo Caderno Cultural.


Calçadão de Copacabana, Princesinha do mar | El camino, la verdad y la vida


   Carlos Anglada, trabajó en diversos sectores en España, relacionados comercialmente con el arte. Creó su propia empresa de distribución y comercialización de bisutería y bio-joias brasileñas. Eso le permitía viajar regularmente a Rio de Janeiro (RJ).
   Un día, en el aeropuerto Galeão, se dio cuenta, que cada vez le costaba más el volver a España, el estar otra vez lejos de la ciudad carioca que tanto ama.
   Quizás fue entonces, cuando inconscientemente ya se había decidido a trasladar su residencia definitivamente a Rio de Janeiro (RJ). Circunstancia que se produjo en el año 2010.

   Aquí él puede vivir de cerca y como siempre quiso el universo musical Bossa Nova, y así poder conocer de cerca aquellos artistas que siempre escuchó durante tantos años en Madrid. Encuentros casuales o programados, como aquel que tuvo lugar en el año 2003 en el aeropuerto de Barcelona, España. En aquella ocasión, fue a recibir a João Gilberto.
   Anglada en aquella ocasión "excepcional", fue acompañado de una miniatura del propio artista en forma de muñeco.




- Bom día João, bem-vindo a Barcelona, me gustaria presentarle a alguien que ha asistido conmigo a varios shows de usted por Europa. Y desenrollando una pequeña toalla color beige, apareció la pequeña figura...
- Joãozinho, te presento ao seu João, el músico que cambió para siempre la Música do Brasil. João cogió el muñeco, mirándolo fijamente durante unos instantes. Uno miraba al otro en silencio.
-  Obrigado, me dijo, creyendo que era un regalo...
- Disculpe João, no es un regalo, sólo quería hacer las presentaciones oficiales de ustedes dos. Me devolvió a Joãozinho sonriendo, diciendo que tenía prisa, porque en menos de dos horas tenía que tocar en L'Auditori. Le enseñé las dos entradas, diciendo que eran para nosotros dos... Me estrechó la mano y se alejó con sus acompañantes sonriendo.
- Aquel 09 de Julio de 2003, João Gilberto tocó durante más de dos horas, por segunda vez en Barcelona. Fue un concierto perfecto, lleno de novedades musicales y anécdotas.
El público, en un silencio absoluto, se entregó a JG desde el minuto 1.
Y yo, asistiendo desde el centro de la fila 4, con la figura asomando levemente por el bolsillo superior de mi camisa, podía ver en Joãozinho una cierta sonrisa..., estaba feliz de haber podido conocer personalmente al genial João Gilberto.



24 diciembre 2017

Feliz Navidad 2017 | Año novo, BOSSA NOVA...!


Querid@ Desafinad@, un año más, Bossa Nova Clube te desea
una Feliz Navidad y un fantástico año 2018, lleno de alegrías,
amor, suerte, y por supuesto, de buena música.

Año novo, BOSSA NOVA ...!





En este año que termina, queríamos agradecer a todos y cada uno de los Desafinad@s de los 130 países representados, vuestro interés y cariño con Bossa Nova Clube...!
Abraços desde Rio de Janeiro.





Feliz Navidad | Feliz Natal | Merry Christmas | Joyeux Noël | Καλά Χριστούγεννα | God Jul | Vrolijk Kerstfeest | Buon Natale | メリークリスマス | С Рождеством | Frohe Weihnachten | عيد ميلاد مجيد | क्रिसमस की शुभकामनाएँ | Wesołych Świąt | Maligayang Pasko | Mutlu Noeller | Geseënde Kersfees